Al comprar un coche usado, comprueba si está libre de cargas y embargos

Inicio / Gestoría / Al comprar un coche usado, comprueba si está libre de cargas y embargos

Comprobar si un coche usado si está libre de cargas y embargos

Un sencillo informe de la DGT de trafico y una gestoría Administrativa pueden garantizarle que la compra de su coche de segunda mano no va a ser una pesadilla. Llega el periodo estival y la venta de coches aumenta, pero en muchas ocasiones a estas compras de vehículos nuevos o usados no les prestamos la atención que se merecen por las prisas.

Especial mención hay que hacer a la compra de vehículos de ocasión, usados o de segunda mano pues en la mayoría de las ocasiones la compra del coche se materializa sin antes haber solicitado el informe de la DGT.

Este informe de tráfico para verificar la titularidad del vehículo usado y otros datos de importancia y el acudir a una Gestoría Administrativa (o a la propia Dirección General de Tráfico), si no se quiere pagar unos honorarios por la tramitación de la transferencia del coche, es imprescindible si se quiere garantizar la operación al 100%.

Comprar un coche usado debería tener la misma importancia que la de comprar una casa, en ambos casos se realiza la transmisión de una propiedad, sin embargo por desconocimiento o dejadez no se realizan las mismas comprobaciones previas a la compra del mismo.

En mi opinión la razón no es otra que en la compra de una vivienda la nota simple del registro de la propiedad la pide SIEMPRE la propia INMOBILIARIA o la NOTARIA que materializa la operación y en el proceso de la compra del coche usado nadie está obligado a solicitar un informe de la DGT, es sólo recomendable.

Siendo aquí donde comienzan los verdaderos problemas en la compraventa de coches usados, ya que en numerosas ocasiones el precio tan bueno de un coche y el que tenga varios pretendientes, según informa el vendedor, hace que  no se cumplan las mínimas medidas de seguridad previas a la adquisición del coche, y por tanto pueda evitarse que lo barato no salga caro y se produzca una situación incómoda donde la operación no sea del todo correcta y quien vende el coche en realidad no sea el propietario.

En definitiva solicitar un informe de trafico debería ser una actitud automática de cualquier persona interesada en realizar una transferencia de un vehículo.

El precio por este informe del vehículo no es muy elevado, a día de hoy el importe de la TASA de la DGT a abonar es de 8,50€, precio asequible si lo comparamos con el precio del coche a comprar.

Con toda esta información contenida en el informe del vehículo, y la intervención de un Gestor Administrativo, no debería tener problemas a la hora de realizar una transmisión de un vehículo usado.

Sin embargo los amigos de lo ajeno van muy por delante y el no contar con este informe de tráfico puede suponer una grave problema  o aun para los más “profesionales” de lo ajeno es mejor verificar la matrícula y el bastidor del coche antes de proceder a una compraventa de este tipo de coche usado y así evitar las peores consecuencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA * El tiempo ha caducado. Recargue el CAPTCHA de nuevo.